“Con más de 1.90 metros de estatura y una facilidad de palabra todavía más imponente, el chef Drew Deckman mide bien sus palabras a la hora de hablar sobre cocina. Drew ha aprendido a nadar en las aguas profundas de la ética culinaria: donde la corriente es más fuerte y unos se ahogan al hablar de cocina sustentable y consumo responsable, es ahí donde Deckman se siente más cómodo.

Esta es la cuarta temporada de Deckman’s en el Mogor, su cocina campestre, que se encuentra a un costado de la vinícola Mogor Badán, y que invierte los papeles del concepto ‘de la granja a la mesa’: Drew, literalmente, llevó la mesa a la granja, con el fin de acortar las barreras entre el productor y el consumidor. Conocido como un acérrimo defensor de la sustentabilidad en la gastronomía, Drew no vacila en poner reglas y hacer cambios a su menú y hasta a su restaurante para ser fiel a su filosofía.”

Conseguir una cadena de proveedores locales que cumpliesen con los requisitos de calidad y manejo sustentable que buscaba Deckman no fue cosa de un día, sino de varios años. Muchos de los proveedores de Drew son amigos con proyectos bien trazados, como Nathaniel Schmidt, productor de la cerveza Agua Mala que se sirve en Deckman’s; Pablo Ferrer, dueño de la distribuidora de producto de mar El Sargazo, o Acuacultura Integral, quien provee los mejillones de cultivo.”

Leer nota completa: Revista Todos Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *