Ostión vivo cultivado

Ingresa para ver el precio

La concha es áspera, muy estriada y laminada; la valva superior generalmente es plana, mientras la valva inferior es cóncava. La forma que presenta la concha depende en dónde y cuándo crezca. Su color es blanquecino con muchas manchas de color púrpura, el color de su músculo es beige/crema con la orilla café.

Categoría:

Descripción del Producto

Crassostrea gigas

Sabor: Puede variar la dulzura, los tonos grasosos, de nuez y avellana y la salinidad por la temporada del año, la salinidad y temperatura del agua en la zona donde se cultiva y por su alimentación.

Textura: Carnosa.

Estacionalidad: Todo el año.

Rango de tamaño: Alcanza talla comercial en 18 meses, las tallas que se manejan son:

  • Chico 90g/pieza, 6-8 cm
  • Mediano 120g/pieza, 9-10 cm
  • Grande 150 g/pieza, 11-12 cm
  • Extra grande 250g/pieza, 13-15 cm
  • Semihuarache 450g/pieza, 20 cm
  • Huarache 750 g/pieza, 25-30 cm

Almacenaje: Se deben mantener en la parte más fría del refrigerador con la parte plana de la concha hacia arriba. Es conveniente cubrirlos con un trapo húmedo para que no pierdan su líquido. No deben de mantenerse sumergidos en el agua ni en in recipiente hermético. Estos ostiones tienen una vida de anaquel hasta 7 días.

Hábitat: Este tipo de ostión es una especie exótica introducida desde Japón en 1922 y es una de las especies más importantes en la acuacultura. Actualmente se cultiva a nivel comercial en Bahía Falsa, San Quintín, B.C. y puede ser cultivada en áreas aledañas y en el interior del Golfo de California.

Sugerencias de preparación: Los ostiones son deliciosos frescos en su concha con una pizca de limón y/o salsa, pero también son deliciosos al horno, al vapor, salteados, fritos, asados, escalfados, a las brasas, o añadidos a sopas y pastas.

Otros nombres: Pacific oyster